Cuando estamos ante la necesidad de solicitar algo a alguien, llámese jefe, esposo, amigo colega, un torbellino de inquietudes puede invadirnos, sobre todo si la solicitud está relacionada con dinero, mejoras laborales, renuncia, demandas de algún bien prestado que no ha vuelto a nuestras manos, entre otras situaciones incómodas.

Sentimos pena, temor al rechazo, asumimos una actitud a la defensiva, o simplemente nos  paralizamos damos y vuelta atrás justo cuando estamos en frente de esa persona. Esto indica que no hemos desarrollado el don de la asertividad.

¿Cómo tener una comunicación asertiva?

Comunicar nuestras ideas y peticiones de manera asertiva  puede no ser del todo fácil, pero no es imposible.

Se necesita fortalecer nuestra autoestima, valorar lo que somos y hacemos,  aprender estrategias comunicativas que ayuden a disipar temores, prejuicios, y sobre todo creer en nosotros mismos.

Primer paso: el autoanálisis y el autoconcepto para mejorar la autoestima

Para lograrlo se tiene que comenzar lo antes posible: en primer lugar autoanalizarnos de manera sincera: quien soy, cómo me veo, cómo me ven los otros, estas preguntas son claves para exteriorizar nuestra verdadera personalidad.

autoestima mediacion mercantil

Segundo paso: el análisis de mi entorno

Luego analizar qué lugar ocupo en la empresa, cual es mi papel y como lo ejerzo, estoy siendo subestimado por mis jefes, mis colegas…

mi entorno y la asertividad

¿Por qué fracasamos cuando hacemos una petición a nuestros jefes?

En situaciones laborales muy frecuentemente los empleados se ven en la necesidad o consideran que tienen derecho a hacer una petición a su jefe, pero les cuesta mucho hacerlo, y si lo hacen no actúan de forma tal que sus argumentos sean lo suficientemente firmes y convincentes para lograr una respuesta afirmativa a la demanda planteada.

Esto sucede porque en el fondo aunque el empleado esté convencido que merece hacer la solicitud y que ésta le sea aprobada, siente temor ante el que considera superior (el jefe) y no está seguro de sus potencialidades y de lo importante que es para la empresa y asume una actitud pasiva ante la situación.

miedo ante los jefes

¿Cómo enfrentar la situación para conseguir hacer una petición exitosa a nuestros jefes?

La clave principal es la asertividad. A ser asertivo se aprende desde la infancia y es una consecuencia del trato y de los mensajes recibidos en el contexto familiar y social. El entorno favorece o dificulta el desarrollo de la asertividad.

Cuando una persona se considera querida y segura para expresar lo que siente, desarrolla un sentido positivo de la propia identidad y aprende a ser asertiva.

Quienes manifiestan una conducta asertiva se expresan sin amenazar o castigar a los demás y sin violar los derechos de otras personas. La aserción implica respeto hacia uno mismo al expresar las propias necesidades y defender los propios derechos.

comunicacion asertiva mediacion mercantil

La persona asertiva siente una gran libertad para manifestarse, para expresar lo que es, lo que piensa, lo que siente y lo que quiere, pensando en las consecuencias de lo que va a decir para no perjudicar a los demás.

He aquí el otro punto importante: organizar el discurso, ser conciso, estar claros en lo que queremos solicitar sin ser demasiado ambiciosos, pero procurando que la necesidad que se quiere cubrir con la petición sea satisfecha con la respuesta. Cuidando que el lenguaje sea educado, amable, y tomando en cuenta también el lenguaje corporal, los gestos, hasta el vestuario es importante seleccionarlo, ya que debemos reflejar una imagen segura y serena.

Por último, pero no menos importante, es importante no crearnos falsas expectativas ni especular sobre los puntos de vista del jefe. No debemos hacer suposiciones que limiten nuestra solicitud. Expresiones como” es que creo que la empresa este mes tuvo pérdidas”, “me parece que el jefe no me considera digno del aumento” “yo asumí que no quería recibirme pues cerró la puerta cuando me vio” son simples conjeturas que en vez de fortalecer la confianza te crean más ansiedad. Si existe una duda pregúntale directamente, él o ella sabrá apreciar tu franqueza, tu iniciativa.

camino asertivo hacia ti mismo

De esta manera estarás  abriéndole camino a tu verdadero yo, un yo que se atreve, que demanda lo que le corresponde, que escucha pero también argumenta con propiedad.

Resumen
Fecha de publicación
Nombre
Luis Lopez
Valoración
5
¿CÓMO HACERLE UNA PETICIÓN A MI JEFE? was last modified: noviembre 15th, 2016 by admin