¿Qué es la mediación?

La habilidad para ayudar a  resolver conflictos  de otros consiste en poseer actitudes para la mediación.

La mediación es una estrategia comunicativa que permite interceder cuando los involucrados directos en el conflicto no logran llegar a un acuerdo por si solos. A nivel de las organizaciones  o empresas la mediación es una de las estrategias  más utilizada para afrontar conflictos comerciales, laborales e interpersonales, en este caso nos referimos a la mediación mercantil. Sin embargo, también existe la mediación civil, que se implementa para abordar situaciones entre particulares por causas domésticas, colectivas, o públicas. Como por ejemplo, situaciones maritales, derechos de vecindad, o faltas de ciudadanía.

la mediación facilita la comunicación

Habilidades personales necesarias para la mediación civil y mercantil

Para mediar conflictos se debe contar con ciertas cualidades personales y psicológicas entre las que destacan la habilidad de escucha y de discernimiento, la neutralidad, la amplitud de criterio, el poder de conciliación, habilidad para promover el diálogo, la empatía.

Además de ser conocedor del tema por el cual se ha generado el conflicto,  tomando en cuenta que la principal función del mediador no es dejarse involucrar en el conflicto, sino lograr que las partes en disputa se comprendan y lleguen a algún acuerdo, o  en caso de no haber acuerdo, al menos que las relaciones entre los involucrados no se vean deterioradas por completo.

la mediación y la escucha activa

La empatía, habilidad principal en la mediación

De todas las actitudes que debe tener o desarrollar el mediador la más importante es la empatía: la cual es una capacidad humana que aparece tempranamente y que puede desarrollarse, transformándose en una habilidad, gracias a las múltiples experiencias que exigen adoptar el punto de vista de otras personas. El dominio de esa competencia mejora la escucha, la conversación, la cooperación y permite ir construyendo modelos sobre cómo piensan los demás, herramienta esencial del buen mediador.

 

La paciencia y la neutralidad del mediador

A su vez el mediador también debe enfrentar retos al momento de tratar de establecer una relación exitosa entre las partes en conflicto. Comenzando con el hecho de al inicio ninguna de las dos partes quiere ceder  su posición con respecto a lo planteado, se requiere entonces de paciencia. Además puede que durante las negociaciones surjan emociones y tensiones entre las partes, que den pie a reacciones desproporcionadas como gritos o agresiones. En este caso el mediador debe  mantenerse bajo control y fijar normas de respeto mutuo entre las partes. Esta situación tiende a presentarse más en mediaciones civiles que en las mercantiles, pero no se exceptúan.

la paciencia en la mediación

La mediación: solución a los conflictos de manera pacífica

La mediación es por lo tanto una excelente alternativa para evitar llevar los conflictos a escalas mayores en las cuales se involucran otras instancias como juzgados, tribunales, entes gubernamentales, que pudieran dictar una sentencia en cuanto al conflicto, pero que en muchos casos, no beneficia a alguna de las partes en litigio, de hecho en algunas ocasiones suele no beneficiar a ninguna de éstas, por los costos monetarios, emocionales y de tiempo que implican para ambas.

la mediacion y el dialogo

La mediación en España

En muchos países se ha establecido la mediación mercantil y civil como una modalidad mucho más efectiva, ya que los procesos de litigio en tribunales tienden a ser largos y complicados, lo cual acarrea consecuencias no solo para los implicados sino también para el Estado, que debe costear una estructura legal bastante considerable. En el caso específico de España se estableció desde el 2012 El Real Decreto-ley del 5 de marzo de mediación en asuntos civiles y mercantiles, que regula las condiciones y disposiciones en cuanto a la mediación de conflicto, promoviendo con esto la resolución de conflicto de una manera más eficaz y eficiente, ya que disminuye costos, tiempo y esfuerzo.

 

El proceso de mediación

Generalmente el proceso de mediación se realiza por medio de encuentros o sesiones entre los involucrados y el mediador, primeramente para fijar las pautas del proceso y planificar los encuentros, luego se darían las conversaciones en las cuales cada parte presenta sus alegatos y defiende su postura, seguidamente se buscarían los puntos de encuentro o conciliación y finalmente se llegaría al acuerdo.

Estos encuentros suelen cerrar con la posibilidad de beneficio para ambas partes (relación ganar-ganar) aunque en algunos casos una de las partes tiene que hacer concesiones hacía la otra parte, pudiendo asumir cambios de actitudes y de posturas personales. Estos encuentros de negociación se deben caracterizar por un clima de confidencialidad, respeto, voluntariedad, flexibilidad pero a la vez control.

 

En este simpático vídeo vemos cómo en muchas ocasiones cuando tenemos un conflicto nos posicionamos de tal manera que perdemos totalmente la perspectiva del mismo y solamente a través del diálogo o la mediación podemos resolver el conflicto.

LA MEDIACIÓN was last modified: mayo 23rd, 2016 by admin